La Gestión Eficiente

La Gestión Eficiente

25 de septiembre de 2020

La gestión eficiente, incluso férrea, de los aspectos económico-financieros, operativos y de soporte a la gestión del negocio es clave para garantizar que se aprovechan al máximo los recursos sin incurrir en costes innecesarios.

Independientemente del sector y de la gravedad del impacto en cada caso, el confinamiento ha supuesto un tiempo de análisis y reflexión para todos los empresarios y autónomos. Un  tiempo para  revisar planes de negocio y viabilidad, hojas  de ingresos y costes, planes de financiación,  hojas de riesgos, etc.   Para algunos un ejercicio habitual, pero para la gran mayoría un ejercicio poco frecuente en un día a día en el que se suelen priorizar otras actividades.

Es el momento de continuar, o en su caso dar un primer paso, y optimizar la gestión utilizándola como herramienta para mejorar los resultados:

Trabajar los planes y estrategias que nos permitan fijar objetivos y diseñar la hoja de ruta a seguir. Es clave, en ciertos momentos, parar y dedicar el suficiente tiempo a pensar hacia dónde va nuestro negocio y hacia donde queremos llevarlo. Determinar nuestra oferta y nuestros clientes futuros, y como acercarnos a ellos.

Avanzar en la gestión económico-financiera, abordando desde el análisis de inversiones, las necesidades de financiación o el acceso a subvenciones, hasta el control de costes, los márgenes de clientes y productos, y los modelos de reporting para la correcta toma de decisiones.

Optimizar la operación y la productividad para mejorar el beneficio. La eficiencia en la operación nos ayudará de forma doble, a aumentar el beneficio por reducción de costes, pero también a mejorar la calidad de nuestro servicio al cliente, ayudándonos a aumentar las ventas. Tener unos procesos operativos bien engrasados nos ayudará a incorporar de forma más ágil cualquier elemento nuevo en nuestra estrategia: entrega a domicilio, venta online o canales adicionales de interacción con el cliente.

Y, adicionalmente, desarrollar dos líneas de trabajo que aportan una gran dosis de sostenibilidad al negocio:

  • Soporte a la gestión contable, fiscal y legal, determinando actividades a realizar, tiempos de ejecución y recursos dedicados (internos o externos).
  • Mapa de Tecnología a diseñar e implantar, garantizando una cobertura total de las necesidades del negocio, y una inversión y gastos de mantenimiento marcados por la contención de costes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *